miércoles, 29 de abril de 2015

La NASA y la ESA preparan su "Armageddon".

Muchos recordarán películas "apocalípticas" donde un asteroide impacta con nuestro planeta y extingue la raza humana. Puede ser que esta situación ocurra en la vida real, por lo que la NASA y la ESA van a llevar a cabo un proyecto cuyo objetivo es desviar un asteroide dirigido a la Tierra, la misión Impacto.

AIM llegando a Dydimos
Diidymos
En 2020 la nave de la misión Impacto contra un Asteroide (IAM) llegará a una pareja de asteroides llamada Didymos, dos rocas que giran sobre un eje común al igual que Plutón y Caronte, pero algo más pequeño. El objetivo será el astro más pequeño, una minuluna con 170 metros de diámetro. En 2022, ambos asteroides estarán a 11 millones de kilómetros de nuestro planeta.

Una vez que la nave, todavía sin nombre, llegue a Didymos, el satélite principal empezará a tomar fotos de la miniluna a través de cámaras de alta resolución y radares, además lanzará dos pequeños módulos (parecidos a Philae de la misión Rosetta) de tipo CubeSats. Toda esta parte de la misión sería realizada por la Agencia Espacial Europea.

Ahora entraría en acción la NASA. En este momento, la nave principal enviará un proyectil que impactará contra la miniluna y cambiará la trayectoria evitando un posible impacto con la Tierra, en el caso de que supusiera un riesgo para la raza humana. Esta fase se llamará Test de Redirección de un Asteroide doble o DART. Si esta misión tiene éxito, la Tierra ya tendrá un escudo contra uno de los mayores miedos de la Humanidad, el impacto de un asteroide.