miércoles, 6 de mayo de 2015

55 Cancri e: ¿mina de diamantes o infierno volcánico?

Hace algunos años, un grupo de científicos descubrió un planeta con altas concentraciones de carbono y estaba situado a una distancia muy corta de su estrella, convirtiendo su superficie en un infierno. Con estas altas temperaturas, todos sabemos que le ocurre al carbono, por lo que podríamos decir que este planeta es un diamante gigante.


Ahora resulta que estos datos pueden no ser del todo cierto, ya que los astrónomos han descubierto que la temperatura superficial del planeta ha variado de forma drástica. En 2011 la temperatura era de 1.000 grados Celsius y dos años después ha subido hasta los 2.300 grados, un cambio impresionante.
¿Planeta de diamantes o un infierno volcanico?: Una supertierra muestra cambios del tiempo inmensos

¿Pero por qué ocurre esto? Se piensa que el planeta está plagado de volcanes superactivos, que experimentan ciclos a lo largo de los años. Estos datos de 55 Cancri e, así es como se llama el planeta, fueron detectados por los científicos gracias a las fluctuaciones de temperatura. Cuando los volcanes se encontraban en su máxima actividad, cubrían la supertierra con una espesa capa de polvo y cenizas, evitando que la temperatura salga del astro y pueda ser estudiada por los astrónomos. Este hecho explicaría la variación de temperatura, aunque todavía no hay nada seguro.

martes, 5 de mayo de 2015

La Tierra y Titán: primos hermanos...por poco.

Titán es la luna más grande de Saturno y tiene un aspecto muy parecido al de la Tierra: en él llueve, hay grandes mares y hace viento; hasta aquí nada nuevo. Lo que no se sabía hasta hace muy poco es la gran extensión de los mares. A diferencia de los mares terrestres, llenos de agua, los de Titán están plagados de metano. El metano es un compuesto químico, formado por un átomo de carbono y 4 de hidrógeno (CH4), que se encuentra en estado gaseoso a temperatura ambiente, por lo que podemos deducir que en Titán las temperaturas son mucho más bajas que las terrestres.
¿Hay lagos de metano?
Superficie de Titán.

No sólo hay mares, lluvia y viento en la luna de Saturno, también hay montañas, dunas y lagos, todo esto bajo una espesa atmósfera de metano y nitrógeno. Los lagos y los mares están conectados por canales similares a los terrestres, donde en vez de correr agua, corre metano líquido y etano. Además, estas no son las únicas peculiaridades de Títán, ya que los astrónomos han detectado singulares lineas regulares sobre la superficie, característica que podría significar la existencia de actividad tectónica.

Lo único que le faltaría a Titán sería tener vida, y puede ser que la tenga. La luna no es el único astro que tiene mares de metano, en la Tierra también existen. Estas acumulaciones de metano líquido se sitúan sobre todo en las zonas más frías, y en ellas existen bacterias capaces de sobrevivir en estas condiciones. Este hecho nos hace pensar si sería posible la presencia de vida en los mismos 
ambientes, sólo que con una temperatura más fría. A esta sospecha hay que sumarle un experimento que realizaron químicos de la Universidad de Cornell. El experimento consistió en crear un modelo de pared celular formada por acrilonitrato, un compuesto muy común en la luna de Saturno. Como el experimento fue este año, los científicos esperan que dentro de poco puedan averiguar cómo se comportarían estas paredes en las condiciones de Titán. Pero para eso...habrá que esperar.