miércoles, 21 de septiembre de 2016

Un importante descubrimiento sobre Europa será anunciado el lunes.

Durante estos últimos años, el interés de los científicos por la cuarta luna más grande de Júpiter, Europa, ha ido aumentando a un ritmo vertiginoso. Y puede que este lunes el ritmo aumente todavía más, ya que la NASA ha anunciado un importante descubrimiento que presentará el lunes ante el mundo.
Europa, la cuarta luna más grande de Júpiter.
(Fuente: www.wikipedia.org)

Por ahora son pocos los detalles que ha adelantado la agencia espacial estadounidense, pero algo sí sabemos. Se tratará de unas imágenes tomadas por el telescopio espacial Hubble que mostrarán la superficie de Europa. A partir de estas, los científicos encontraron ese descubrimiento tan especial que probablemente tenga que ver con la existencia de un océano submarino. Por ahora sólo se trata de una sospecha, pero parece ser que el anuncio del lunes mostrará evidencias de actividad relacionada con este.

Los astrónomos sospechan que Europa tiene una capa de 100 km de grosor de agua bajo la corteza, parte de esta está formada por hielo, pero también tiene una gran cantidad de agua líquida. Toda esta masa de líquido es la que forma su océano subterráneo salado. Los científicos sospechan que gracias a este fenómeno, Europa sea el hogar de una forma de vida primitiva. Las condiciones que se dan en esa zona no son las ideales para el desarrollo de organismos complejos, pero puede que sí para bacterias y otros organismos unicelulares.

Sin embargo, hay algunas condiciones que hacen el desarrollo de vida algo difícil. Lo más probable es que haya agua, pero sin ninguna fuente de energía aceptable. Para el nacimiento de la vida, esta necesitaría energía hidrotermal o la procedente de fotosíntesis. Pero ambas están casi descartadas por la comunidad científica. Al no haber material fundido en el interior de la luna (el núcleo es de hierro sólido y más arriba sólo hay roca), no hay emisión de calor y las bacterias no pueden tomar ese calor para realizar el proceso metabólico. Respecto a la fotosíntesis, la capa de hielo que cubre el océano impide que la radiación solar llegue hasta allí, por lo tanto este se encuentra en una oscuridad absoluta, haciendo imposible que las bacterias realicen la fotosíntesis.

Es muy difícil que la vida sea hallada en la luna de Júpiter, pero las probabilidades aumentan si hablamos del hallazgo de un océano interior. Este lunes, cuando la NASA anuncie ese misterioso descubrimiento, intentaremos publicar una entrada sobre ella, pero no es seguro que podamos. Todo dependerá de qué tenga ese día.