martes, 11 de octubre de 2016

Una historia de amor por Saturno: Cassini y Huygens.

Arriba: Cassini.
Abajo: Huygens.
Los Cassini y Huygens de los que vamos a hablar en esta entrada no es la sonda y el módulo de la NASA y la ESA, respectivamente, sino los científicos que en su tiempo revolucionaron algunos campos de la ciencia. Además, vamos a analizar que tienen que ver estos dos científicos en común para que la misión que estudia Saturno tenga sus nombres, Cassini-Huygens.

Primero vamos a hablar de Cassini. Su nombre completo fue Giovanni Cassini, nacido en la República de Génova el 8 de junio de 1625. 81 años más tarde muere en París el 14 de septiembre. Durante su infancia siempre mostró interés por el cielo y los planetas, y esa afición lo convirtió en uno de los mejores astrónomos de la época. Fue director del Observatorio de París y miembro de la Academia de las Ciencias de Francia. Cassini permanecería como director de esta institución el resto de su vida. Tras años observando el cielo y realizando importantes descubrimientos, Cassini murió completamente ciego dejando un legado que hoy las grandes agencias espaciales recuerdan a través de la misión homónima.

La sonda Cassini ha dedicado estos últimos 12 años de misión ha estudiar el gigante de los anillos y muchas de sus lunas. Y como toda misión que hacen las agencias, el nombre no se elige al boleo. Giovanni Cassini pasó gran parte de su carrera profesional estudiando el planeta Saturno. Quién sabe si por sus anillos o por ser el segundo planeta más grande del Sistema Solar o por otras cosas, pero lo cierto es que Giovanni centró su estudio en ese fascinante cuerpo. En 1675 descubrió las divisiones entre los anillos que hoy llevan su nombre y también encontró cuatro lunas: Jápeto, Rea, Dione y Tetis. Hoy en día, se sospecha que Dione tiene un océano líquido bajo su superficie. Todo este grupo pertenece a la familia de satélites medianos heladas, por lo que existe la posibilidad de que todas las lunas descubiertas por Cassini también tengan un mar subterráneo. Sin embargo, estos no fueron sus únicos proyectos: midió la distancia entre la Tierra y la Luna (Unidad Astronómica Internacional) y sólo se equivocó por un 7%, observó el movimiento de los cometas y el movimiento aparente del Sol, calculó la distancia a la que se encuentra Marte, entre otros muchos estudios. Cassini entregó su vida y su vista al estudio de nuestro Sistema Solar y, a día de hoy, no se le reconoce como debería. Hay que admitir que en la actualidad su nombre suena de algo debido a la misión que estudia Saturno, pero si no llega a ser por eso, quizás nadie oiría hablar de él. Puede ser que haya quedado un poco eclipsado por otros científicos de su época, tales como Isaac Newton, Robert Boyle o Robert Hooke, entre otros, pero a pesar de todo, en el campo de la astronomía se le considera uno de los mejores astrónomos observacionales de la Historia.


Entonces, ¿quién fue Huygens? Christiaan Huygens (14 de abril de 1629-8 de julio de 1695) fue un científico holandés nacido y muerto en la Haya que dedicó su vida a los campos de la astronomía, la física y las matemáticas. Puede ser que su pasión por estas últimas procediera de la cercanía con Renée Descartes durante su infancia. Su padre, Constantijn Huygens, fue un diplomático holandés que tuvo cierta amistad con el matemático francés. Durante sus estancias en Holanda, Descartes se alojaba en la casa de los Huygens, donde Christiaan pudo mantener un estrecho contacto con él. A los 16 años, Huygens empezó a ir a la universidad, donde estudió derecho y matemáticas.

Tras terminar los estudios, el científico holandés heredó el puesto de su padre y se dedicó a viajar por toda Europa como embajador holandés. En 1660 se estableció en París, ciudad donde pudo mantener un estrecho contacto con Blaise Pascal, otro gran científico de la época, Más tarde se trasladó a Londres, donde también tuvo diversas charlas con científicos como Hooke o Boyle. En la ciudad inglesa ingresó en la Royal Society, recién creada, presidida por Sir Isaac Newton. Años más tarde, Huygens volvería a viajar por varios países, entre ellos Francia donde perteneció a la Academia de las Ciencias, para finalmente regresar a Holanda en 1695, donde moriría solo y sin descendencia.

Respecto a sus estudios, hoy en día es más conocido por su principio en el campo de las ondas. El principio de Huygens dice así: Todo punto de un frente de ondas inicial puede considerarse como una fuente de ondas esféricas secundarias que se extienden en todas las direcciones con la misma velocidad, frecuencia y longitud de onda que el frente de onda del que proceden. Pero vamos a centrarnos en su vida como astrónomo, una faceta algo menos conocida.

Cassini sobrevolando Saturno.
(Fuente: www.nasa.gov)
Desde pequeño, Huygens mostró gran interés por la astronomía, al igual que Cassini. Junto a su hermano, se dedicó a tallar lentes para fabricar telescopios cada vez más potentes (hay que tener en cuenta que el tallado de lentes era una especialidad en Holanda, ya que el país bajo es la cuna de los telescopios). Pronto, ambos se dieron cuenta de que cuanto mayor fuera el diámetro de la lente, las imágenes eran de mayor calidad, lo que los llevó a fabricar alguno de los mejores telescopios del momento. Con uno de esos aparatos, Huygens estudió con atención el planeta Saturno: pudo diferenciar con claridad uno de los anillos (detectado con anterioridad por Galileo, pero que no pudo confirmar) y descubrió la luna Titán, el mayor satélite del gigante gaseoso y el segundo del Sistema Solar (este cuerpo tiene un tamaño superior a Mercurio), después de Ganímedes (luna de Júpiter). Por ello, el módulo construido por la ESA lleva su nombre.

Tras conocer la biografía de estos dos grandes científicos, la relación entre ambos científicos no puede estar más clara: Saturno. Ambos fueron grandes amantes del cielo nocturno, pero ambos sólo tuvieron un gran amor, el gigante de los anillos. Mientras Cassini descubrió las separaciones entre los anillos y cuatro lunas, Huygens consiguió localizar una de los más interesantes satélites del Sistema Solar: Titán, el mundo de metano. Son muchas las pruebas que señalan que Titán puede tener un ciclo del agua similar al nuestro, donde la única diferencia es que en vez de agua es metano líquido: lluvia de metano, ríos de metano, lagos de metano, etc. Pero, ¿por qué la misión se llama así?

Antes, hay que explicar en qué consiste la misión. La misión Cassini-Huygens es un proyecto de colaboración entre la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA) y la Agencia Espacial Europea (ESA) que fue lanzado el 15 de octubre de 1997 desde Cabo Cañaveral.
Imagen tomada por el módulo
Huygens de la superficie de
Saturno.
(Fuente: www.nasa.gov)
El 1 de julio de 2004 la sonda entró en órbita alrededor del planeta Saturno, convirtiéndose en la primera nave en hacerlo y la cuarta en visitar el planeta de los anillos. Nada más llegar a Saturno, Cassini descubrió dos lunas nuevas: Metone y Palene, y poco más tarde llegó a Titán. Allí, en la luna descubierta por Huygens, la sonda Cassini se separó del módulo llamado en honor al científico holandés. Este módulo, fabricado por la ESA, puso rumbo a Titán para aterrizar sobre él. Esta arriesgada misión supuso todo un éxito para la misión. Tras el aterrizaje sobre la luna, el módulo empezó a estudiar su superficie y consiguió algunos datos que desvelaron un poco más la verdadera identidad de Titán: la zona donde aterrizó se parece al desierto de Arizona (llanura de Xanadu), se detectaron vientos entre 60 y 100 km/h, la luna tiene actividad geológica interna, entre otros muchos datos. Mientras la sonda se dedicó a estudiar Saturno y sus lunas más importantes desde una posición privilegiada, el módulo se centró en el estudio de Titán. Una paradoja de lo que hicieron los científicos Cassini y Huygens durante su vida.

Y no hay nada más que contar. Esta es la relación entre estos dos grandes astrónomos. Tanto la NASA como la ESA no ponen sus nombres al boleo, todo tiene una razón. El telescopio Kepler, el telescopio Hubble, la sonda Juno, la sonda Dawn, New Horizons, Cassini-Huygens, todos estos nombres tienen una historia detrás que pocas veces es contada. Por ello, hoy hemos explicado la relación entre estos dos nombres que no sólo han supuesto un importante avance para la exploración espacial, sino para la astronomía en general (gracias a Cassini y Huygens).