martes, 29 de noviembre de 2016

¿Y después de Marte qué? ¿Titán?

Antes de empezar me gustaría recordar que el pasado 27 de noviembre fue nuestro 6º aniversario. Tras seis años divulgando ciencia, el entusiasmo de este blog por dar a conocer la actualidad científica del momento (sobre todo en el campo de la astronomía) no ha parado y espero que esto pueda continuar así durante seis años más. Quién sabe si algún día 100ceros es un blog importante dentro de la blogosfera, uno de esos blogs que publican en Naukas, la "corte" de los blogs
Titán a color, fotografiado por la sonda Cassini.
(Fuente: www.wikipedia.org)
divulgativos (yo lo dejo caer por aquí por si acaso...). Pero volvamos al presente. 100ceros no sería posible sin vosotros, esos lectores que a veces me escribís por Twitter y otras redes sociales diciendo que disfrutáis mucho con las entradas y también los que no lo hacéis. A todos, muchas gracias. Cada comentario, cada visita, o cada enlace compartido hacen que mi entusiasmo por difundir ciencia no pare, y sobre todo en un país como España, donde la ciencia se encuentra en un segundo plano. Esperemos que eso cambie, gracias a las aportaciones de divulgadores y científicos (entre los que algún día me gustaría encontrarme).

Y ahora volvamos a la ciencia. Actualmente, Marte ocupa un lugar importante en la cultura popular. Que si algún día lo poblaremos, que si algún día tendremos que ir a visitar a la familia, que si algún día pasearemos al perro por la superficie marciana, etc. La última vez que el planeta rojo se convirtió en noticia fue gracias a la charla de Elon Musk, el multimillonario fundador de PayPal y dueño de empresas como TeslaMotors y SpaceX. Esta última, una compañía privada centrada en los viajes espaciales, nació para cumplir el sueño de Musk: llegar a Marte. A día de hoy, SpaceX tiene numerosos proyectos para llevar el primer ser humano a Marte (como el que presentó en la charla) y parece que van por buen camino. Todo tiene muy buena pinta, y no es de locos imaginarnos a un humano pronunciando las mismas palabras que Neil Armstrong en la Luna una vez que pise el planeta rojo en un par de años. Pero, una vez que lleguemos a Marte, ¿qué pasará? ¿Nos quedaremos allí? ¿Ampliaremos nuestros horizontes?

martes, 22 de noviembre de 2016

Achernar, la estrella en forma de huevo.

Recreación de Achenar.
(Fuente: www.wikipedia.org)
Hace unos días hablábamos de la estrella más redonda del Cosmos... Pues da la casualidad de que hoy he descubierto la existencia de su némesis mientras navegaba por internet. Se trata de Achernar, una estrella que es conocida por la Humanidad desde hace siglos, cuando los marineros se guiaban por la posición de los astros. Entre la comunidad astronómica es conocida por otra cosa, concretamente por su forma. A diferencia de Kepler 11145123, este cuerpo tiene forma de huevo, bastante exagerada si la comparamos con otros objetos como nuestro planeta o el Sol, un poco achatados.

Cuando digo huevo, digo huevo. Y no estoy exagerando. Se trata de un ovoide en toda su magnificencia. Como ya dijimos antes, su nombre es Achernar y es la octava estrella más brillante de todo el cielo nocturno. Se puede observar en el hemisferio sur, en la constelación de Eridanus (el Río Erídano). Si tenemos en cuenta su posición en el cielo, el término Achernar empieza a cobrar significado. El nombre de la estrella deriva del árabe Al Ahir al Nahr, que significa "El fin del río", debido a la ubicación de este en el grupo de astros que forman la constelación, el río Erídano.

viernes, 18 de noviembre de 2016

El exoplaneta de hielo caliente.

En el Universo hay aproximadamente 70 mil millones de millones de millones de estrellas, una cifra que apenas nos podemos imaginar. Ahora digamos que todas estas estrellas tienen al menos un planeta que las orbite, una gran variedad de cuerpos donde lo más imposible se puede hacer realidad. Planetas con anillos gigantes, muchos más grandes que el propio planeta, planetas gaseosos que se desintegran poco a poco, hermanos gemelos de la Tierra, etc. Hoy no os traemos ni el más viejo, ni el más grande ni el más veloz, pero este cuerpo tiene una característica muy especial: su superficie puede estar formada de hielo caliente.
Recreación de Gliese 436 b.
(Fuente: www.wikipedia.org)

Aunque pueda impactar un poco, el hielo caliente existe y más tarde explicaremos en qué consiste. Ahora vamos con el exoplaneta. Su nombre es Gliese 436 b y orbita una enana roja llamada Gliese 436. Se trata de un planeta del tamaño de Neptuno y está ubicado en la constelación de Leo. Fue descubierto en 2004 y fue el primer exoplaneta descubierto donde se detectó agua mediante espectrógrafos que estudiaban su atmósfera. También es el exoplaneta más pequeño que presenta tránsitos ante su estrella, al igual que Mercurio o Venus lo hacen delante del Sol. El cuerpo sólo tarda 2 días y 11,5 horas en completar una órbita, por lo que los científicos piensan que puede estar acoplado por marea. Al igual que la Luna con la Tierra o Caronte con Plutón, Gliese 436 b siempre muestra la misma cara a su astro. Este fenómeno hace que la cara "soleada" ronde los 712 K. Sin embargo, puede que este planeta no esté solo.

jueves, 17 de noviembre de 2016

El objeto más redondo del Cosmos (por ahora).

Comparación de Kepler 11145123 con el Sol.
(Fuente: www.teachtimes.com)
Desde pequeños hemos tenido la idea de que los grandes objetos que pueblan el Cosmos son redondos, perfectamente esféricos. Que pena que no sea así... En los libros de texto y en todas las imágenes que podemos ver en internet, tanto planetas como estrellas tienen una forma esférica, cuando en realidad son más parecidos a un balón de rugby (todo depende del cuerpo y de las fuerzas que se ejerzan sobre él). Algunos son más redondos que otros y hoy vamos a hablar del más redondo descubierto hasta la fecha.

Su nombre es Kepler 11145123 y se trata de una estrella a 5.000 años luz de la Tierra. Consiste en una estrella dos veces mayor que el Sol, mucho más caliente y mucho más luminosa. Pertenece a la especia de gigantes azules, el grupo que agrupa a las estrellas más calientes y brillantes del Cosmos. Algunas pueden superar los 50.000 K de temperatura superficial, mientras el Sol ronda los 6.000 K. Al ser de gran tamaño, este tipo de estrellas consume muy rápido el hidrógeno de su interior y su período de vida es muy corto (entre decenas y cientos de millones de años, una cifra muy pequeña si hablamos de escalas astronómicas). Una vez que el hidrógeno es consumido, la estrella inicia un proceso de expansión hasta convertirse en una gigante roja rodeada por una nebulosa formada por material expulsado de su superficie. Los científicos creen que el destino final de muchos de estos astros será convertirse en supernovas que iluminarán como decenas de estrellas el Universo.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Un exoplaneta tinerfeño.

Es bien sabido que Canarias tiene uno de los mejores cielos del planeta Tierra para practicar la astronomía. Y esta cualidad única en el mundo ha sido, sorprendentemente, aprovechada por las instituciones para fomentar esta ciencia. La máxima autoridad astronómica del archipiélago es el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), cuya sede se encuentra en la ciudad de La Laguna y que actualmente colabora en varios proyectos internacionales como el Solar Dynamics Observatory (SDO), un telescopio que, como su nombre indica, estudia nuestra estrella. Sin embargo, el descubrimiento del que hablamos es "únicamente" tinerfeño: un exoplaneta descubierto por un estudiante de la Universidad de La Laguna en colaboración con el IAC. También ha intervenido el Observatorio de Ginebra permitiendo el uso de algunos de sus instrumentos.
Recreación del exoplaneta GJ 536.
(Fuente: www.iac.es)

Se trata de una súpertierra que "habita" a unos 33 años luz de la Tierra, una distancia relativamente corta si hablamos de escalas astronómicas. Las supertierras son un tipo de exoplaneta con una masa entre una y diez veces la de nuestro planeta. Es un cuerpo rocoso que normalmente orbita muy cerca de su estrella, ya que si estuviera más lejos habría perdido menos gas durante su formación y se trataría de un exoplaneta gaseoso. Esto se debe a que durante la formación del sistema planetario, los elementos más pesados (carbono, hierro, silicio, oxígeno...) son atraídos con mas fuerza por la estrella, quedando los elementos como hidrógeno o helio (menos pesados) en la parte exterior del sistema. Un proceso similar fue el que se dio en nuestro sistema solar, quedando los planetas rocosos (Mercurio, Venus, Tierra y Marte) en la parte interior y los gaseosos (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno) en la zona exterior. Por ello se sabe de la cercanía de GJ 536 b, así se llama el planeta, a su estrella. Además, se ha detectado que "su año", es decir, el tiempo que tarda en dar una vuelta a su astro, dura unos 8 días.

martes, 15 de noviembre de 2016

Planeta Nueve: Existencia "casi" confirmada.

De nuevo me he vuelto a ausentar, pero es lo que normalmente ocurre por estas fechas. Los exámenes me cercan igual que los científicos están cercando al posible Planeta Nueve.

Recreación del Planeta Nueve.
(Fuente: www.nasa.gov)
Antes de empezar, recordar que aunque las votaciones se hayan cerrado, los Premios Bitácoras 2016 no terminan hasta el 25 de noviembre. Desgraciadamente, esa fecha no estaré en Madrid entre los finalistas, pero no es excusa para no ver la ceremonia de entrega de premios en directo o en streaming (depende de donde le pille a cada uno). Yo no me la perderé.

El Planeta Nueve, aunque ha despertado pasiones entre la sociedad en general y los astrónomos en particular, sigue siendo una mera hipótesis. Se trataría de un cuerpo gaseoso, con un tamaño similar al de Neptuno, que daría la vuelta al Sol en unos 15.000 años. Por ahora la única "prueba" que tenemos es la acción gravitatoria de este cuerpo en algunos objetos del Cinturón de Kuiper, tal como se puede ver en la imagen inferior. Desde que Clyde William Tombaugh descubrió Plutón en 1930, parte de la comunidad científica siempre sospechó de la existencia de un noveno planeta (décimo en aquel momento, ya que a Plutón se le consideraba un planeta) al que llamaron Planeta X. Y parece que cada vez hay más pruebas de su existencia.

martes, 1 de noviembre de 2016

KOI-4878.01, el planeta gemelo de la Tierra.

Recreación artística de KOI-4878.01.
(Fuente: www.wikipedia.org)
¡Hola! Estos días nos hemos ausentado un poco, pero 100ceros no cierra del todo. La novedad más significativa hasta el momento ha sido nuestro puesto 41º en los Premios Bitácoras al mejor blog de educación y ciencia. Las votaciones ya han cerrado, por lo que este puesto es definitivo. Un año más nos quedamos sin viajar a Madrid como finalistas, pero hemos mejorado respecto al curso pasado. En total hemos subido unos veinte puesto, nada mal si tenemos en cuenta los blogs de gran calidad que participan en el concurso. Muchas gracias a todos los votantes por vuestro apoyo y difusión, esta posición no hubiese sido posible de no ser por vosotros.

Ahora comencemos con la entrada. Hoy os traemos un planeta fantasma gemelo a la Tierra. No digo fantasma por Halloween, sino porque su existencia no está confirmada (ha sido una pequeña licencia poética). A pesar de que el Telescopio Kepler ha detectado ya cuatro tránsitos alrededor de su estrella, la NASA todavía no se ha atrevido a declararlo real. Su nombre es KOI-4878.01 y orbita a la estrella KOI-4878.