sábado, 25 de febrero de 2017

TRAPPIST-1, una familia de exoplanetas muy prometedores.

Recreación de un exoplaneta del
sistema TRAPPIST-1.
(Fuente: www.wikipedia.org)
Hace casi un mes que no publico y para explicar mi ausencia sólo tengo que utilizar una palabra: exámenes. Durante estas semanas me ha sido imposible parar y dedicar a un rato al blog, así que nos hemos perdido algunas noticias muy interesantes que podríamos haber publicado en el momento de su anuncio, por ejemplo el sistema estelar de TRAPPIST-1. Por ello, hoy vamos a dedicar la entrada a este nuevo descubrimiento que ha causado tanto revuelo tanto en la prensa científica como en la general.

Trappist-1 es una enana roja ultrafría ubicada a 40 años luz de la Tierra. Hasta hace un par de días se sabía que este sistema tenía tres planetas, dos muy cercanos a su estrella y otro en el borde exterior de la zona de habitabilidad. Para aquellos que no lo sepan, la zona de habitabilidad es una región alrededor de un astro donde encontrar agua líquida presente en planetas sería muy posible. Dependiendo de la estrella, es decir, de su tamaño y su brillo, la zona de habitabilidad se encontrará más cerca o lejos de esta. Por ejemplo, la zona de habitabilidad del Sol está limitada entre la Tierra y Venus, mientras que la de TRAPPIST-1 estaría a mitad de camino entre el Sol y la órbita de Mercurio. El sistema en cuestión se encuentra en la zona de la constelación de Acuario y el tamaño de su estrella es algo mayor que Júpiter, por lo que es mucho más densa que el planeta gaseoso (para que empiece a fusionar hidrógeno, cuerpos como TRAPPIST-1 deben tener unas 13 masas de Júpiter).