miércoles, 14 de junio de 2017

El planeta Hoth existe y su nombre es OGLE-2005-BLG-390Lb.

Recreación de OGLE-2005-BLG-390Lb.
(Fuente: www.wikipedia.org)
Todo fan de Star Wars sabrá las características del planeta Hoth, el frío lugar donde ocurría una de las más famosas batallas del cine de ciencia ficción. No sólo se trata de la más famosa, sino también de mi favorita, el trabajo realizado por los maquetistas es fabuloso e irrepetible. Una gran escena para una gran película. Ahora volvamos a la realidad. Si he comenzado hablando de Hoth, está claro que vamos a hablar de un exoplaneta, un exoplaneta helado. Su nombre es OGLE-2005-BLG-390Lb y, como ya sabrán, la estrella a la que orbita se llama igual pero eliminando la b del nombre, ya que esta letra hace referencia al planeta por orden de descubrimiento.

La estrella en cuestión se encuentra a unos 20.000 años luz de la Tierra, muy cerca (en distancias astronómicas) del núcleo galáctico. Se trata de una enana roja, el tipo de estrella más abundante de la Vía Láctea, ya que dos de cada tres astros son de esta especie. OGLE-2005-BLOG-390L es relativamente fría y pequeña, donde la temperatura superficial no alcanza los 4000 K, a diferencia de los 5778 K del Sol. En el momento de su descubrimiento, el 25 de enero de 2006, fue el planeta más parecido a la Tierra, aunque a día de hoy ese puesto lo ocupa KOI-4878.01.


Respecto al planeta, este orbita a una distancia de 2,5 UA (1 UA equivale a 150 millones de kilómetros), algo menos que la distancia entre Júpiter y el Sol, es decir, si estuviese en nuestro Sistema Solar, este cuerpo ocuparía la órbita del Cinturón de Asteroides. Tiene una masa equivalente a 5 Tierras y media, convirtiéndolo en una super tierra. Debido a la distancia a la que se encuentra OGLE-2005-BLG-390Lb, el periodo orbital de dicho cuerpo es de 10 años terrestres, algo menor que el de Júpiter (12 años). Se sabe que el exoplaneta tiene un núcleo rocoso parecido al de nuestro planeta y está cubierto por una fina atmósfera. Si sumamos esta característica a las bajas temperaturas de la estrella, obtenemos que la temperatura superficial del planeta es de -220º C, sólo cincuenta grados por encima del cero absoluto.

Con estas condiciones, lo más probable es que la superficie del planeta esté cubierta de amoniaco, metano y nitrógeno molecular, compuestos que a estas temperaturas se encuentra en estado sólido. OGLE-2005-BLG-390Lb podría ser considerado como un Plutón gigante que orbita mucho más cerca de su estrella, aunque esta es mucho más fría que nuestro Sol. Gracias a su superficie cubierta de hielos de diferentes clases, muchos lectores podrán convertir en realidad al famoso planeta del universo de George Lucas, Hoth, aunque sin estas comparaciones el cuerpo sigue siendo igual de interesante para futuros estudios, ya que ostenta el título del exoplaneta más frío descubierto hasta la fecha.