martes, 15 de noviembre de 2016

Planeta Nueve: Existencia "casi" confirmada.

De nuevo me he vuelto a ausentar, pero es lo que normalmente ocurre por estas fechas. Los exámenes me cercan igual que los científicos están cercando al posible Planeta Nueve.

Recreación del Planeta Nueve.
(Fuente: www.nasa.gov)
Antes de empezar, recordar que aunque las votaciones se hayan cerrado, los Premios Bitácoras 2016 no terminan hasta el 25 de noviembre. Desgraciadamente, esa fecha no estaré en Madrid entre los finalistas, pero no es excusa para no ver la ceremonia de entrega de premios en directo o en streaming (depende de donde le pille a cada uno). Yo no me la perderé.

El Planeta Nueve, aunque ha despertado pasiones entre la sociedad en general y los astrónomos en particular, sigue siendo una mera hipótesis. Se trataría de un cuerpo gaseoso, con un tamaño similar al de Neptuno, que daría la vuelta al Sol en unos 15.000 años. Por ahora la única "prueba" que tenemos es la acción gravitatoria de este cuerpo en algunos objetos del Cinturón de Kuiper, tal como se puede ver en la imagen inferior. Desde que Clyde William Tombaugh descubrió Plutón en 1930, parte de la comunidad científica siempre sospechó de la existencia de un noveno planeta (décimo en aquel momento, ya que a Plutón se le consideraba un planeta) al que llamaron Planeta X. Y parece que cada vez hay más pruebas de su existencia.


Posible órbita del Planeta Nueve.
(Fuente: www.nasa.gov)
Los científicos están estrechando el cerco sobre este posible planeta, gracias al descubrimiento de más asteroides. Actualmente hay tres equipos de científicos en el mundo que centran toda su actividad en la búsqueda de este cuerpo. Los asteroides protagonistas de la entrada de hoy fueron anunciados en la última reunión de la Sociedad Astronómica Americana celebrada en Pasadena (California). Se trata de tres objetos transneptunianos que, al igual que los asteroides de la imagen, orbitan en el Cinturón de Kuiper, es decir, más allá de Plutón. Sin embargo, deberíamos mantenernos bastante escépticos, ya que la existencia de estos cuerpos ni siquiera está confirmada. En caso afirmativo, se trataría de un pequeño paso hacia la existencia del misterioso Planeta X. Las órbitas de estos cuerpos deben estar desplazados por algo, algo lo suficientemente grande para no ser un asteroide y lo suficientemente "oscuro" para que no lo hayamos descubierto antes.

Como en todos los ámbitos de la vida en general, aquellos que defienden la existencia de este cuerpo están mucho más entusiasmados que el resto. Para Scott Shepard, del Instituto Carnegie (Washington) y miembro de uno de esos grupos que buscan a "Nueve", además de descubridor de dos de los asteroides anteriores, la existencia del Planeta Nueve podría confirmarse a finales del 2017 (sinceramente no sé porque dicen una fecha tan concreta). Actualmente, su grupo de investigación está utilizando los telescopios Víctor Blanco y Magallanes, ubicados en Chile, para rastrear la órbita del misterioso planeta, buscando objetos que afirmen su existencia. Por otro lado, Michael Brown, coautor del estudio que dio a conocer al mundo el Planeta Nueve, se muestra bastante optimista y cree que podría confirmarse a principios de 2018.

Si me preguntáis por las fechas, os diré que soy bastante escéptico. Dudo que en Navidades del próximo año la Humanidad reciba el regalo de un nuevo planeta, pero nunca se sabe. Por otro lado, si me preguntáis por su existencia, me muestro bastante optimista. Es más, quiero que exista, ojalá esté ahí orbitando alrededor del Sol igual que lo hacemos nosotros. No sólo por los nuevos proyectos científicos que su existencia podría crear, sino porque ocuparía el lugar de nuestro querido Plutón. Aunque siga defendiendo que Plutón es un planeta (la UAI no se aclarara demasiado con la definición de planeta), volver a ser nueve cuerpos no estaría mal. Eso si a la Unión Astronómica Internacional no lo da por nombrarlo planeta enano o cualquier otra cosa.