viernes, 14 de agosto de 2015

51 Eridani b, un Júpiter juvenil.

Tras cuatro meses de parón, volvemos a publicar una entrada en 100ceros. Se podría decir que es el inicio de una nueva temporada, donde aspiramos a mejorar nuestra posición en los Premios Bitácoras que empiezan en el mes de septiembre. Otro acontecimiento que está muy cerca es el cumpleaños de esta página web, nuestro 5º aniversario el 27 de noviembre. Bueno, pues hoy regresamos igual que nos fuimos el 6 de mayo, una entrada sobre un exoplaneta (astro fuera del Sistema Solar) que acaba de ser descubierto.

El planeta en cuestión se llama 51 Eridani b, un primo lejano de Júpiter. Acaba de ser descubierto gracias al aparato Germini Planet Imager (GPI) instalado en el Observatorio South Germini de Chile. Este instrumento ha descubierto su primer planeta en tan sólo un año, un planeta algo especial.

Como comentamos antes, 51 Eridani b tiene un parecido más que razonable con nuestro gigante gaseoso. A diferencia de Júpiter, Eridani sólo tiene 20 millones de años según los primeros cálculos, es decir, cuando los dinosaurios se extinguieron, este astro ni siquiera existía. Las imágenes obtenidas de este planeta hacen recordar a los científicos a Júpiter en su juventud, por lo que servirá de estudio para saber cómo evolucionó el gigante gaseoso del Sistema Solar.


El descubrimiento de este exoplaneta supone un logro en la astronomía, ya que es la primera vez que se capta la imagen real de un astro con tan poca masa y tan joven. Anteriormente, el telescopio Kepler, el cazador de planetas, sólo detectaba los exoplanetas jóvenes mediante su sombra (imagen indirecta), es decir, cuando pasaban delante de una estrella, este captaba el descenso de brillo y registraba que por esa zona había un planeta. Sin embargo, GPI es un instrumento capaz de captar no la sombra de los planetas, sino su brillo. El GPI está especialmente diseñado para cazar a aquellos exoplanetas de masa débil mediante su brillo directo, por lo que se llama imagen directa. El uso de este aparato ha permitido que 51 Eridani b sea el planeta de menor masa captado con imagen directa.

Otros datos que diferencian a Júpiter de Eridani es por ejemplo la temperatura. Mientras en Júpiter la temperatura ronda los -143º y en el resto de planetas parecidos al gigante es de 1.700º, en 51 Eridani b oscila los 430º. Con estas temperaturas es muy poco probable que haya vida en este planeta, aunque también hay que indicar que todavía es muy joven para tener vida, ya que la Tierra no la tuvo hasta la edad de 1.000 millones de años. Sin embargo, puede ser que tenga lunas, aunque no es seguro. Si esto llega a ser así, habría alguna posibilidad de que estas desarrollasen vida. Al igual que Titán, luna de Saturno, las lunas de 51 Eridani b podría tener océanos subterráneos donde podría evolucionar la vida, pero son sólo teorías.

A partir de hoy intentaremos publicar entradas todos los días que se pueda, sin hacer parones tan largos como los de este verano. También indicar que hemos dado un pequeño lavado de imagen al blog, esperemos que les guste. Bueno, ya sólo queda indicar que seguimos activos en redes sociales como Facebook, Twitter y Google +, además de nuestra colaboración habitual en Paperblog. Y recordad, los Premios Bitácoras 2015 están a la vuelta de la esquina.