martes, 4 de octubre de 2016

WASP-12b, un infierno cósmico.

Recreación de WASP-12b orbitando alrededor de su estrella.
(Fuente: www.wikipedia.org)
Hace unos días hablamos del planeta más viejo del Cosmos, Matusalén, y hoy vamos a hablar del planeta más caliente. Se trata de un exoplaneta llamado WASP-12b y los científicos piensan que puede alcanzar los 2250 grados Celsius. Hay que indicar que el Sol tiene una temperatura superficial de 5.500 grados aproximadamente. El exoplaneta se encuentra a 870 años luz de distancia con una magnitud aparente de 11,7.

La comunidad científica, según los datos obtenidos, piensa que puede ser un planeta gaseoso similar a Júpiter. Debido a su temperatura, se le considera un Júpiter caliente. El exoplaneta orbita a una distancia equivalente al 2,1% de la distancia entre la Tierra y el Sol de su estrella, WASP-12. Según los cálculos, este planeta tendría más forma de pelota de rugby que de balón de fútbol, ya que las fuerzas de marea de la estrella son tan fuertes que provocan este efecto. A la Tierra le ocurre un fenómeno similar pero de menor intensidad, por lo que sólo sufre un pequeño achatamiento por ambos polos. Sin embargo, este no es el único efecto que tiene el orbitar tan cerca de su estrella. Cada segundo que pasa, WASP-12b pierde unos 6 mil millones de toneladas de gas, por lo que dentro de 10 millones de años este planeta será totalmente destruido por su estrella, la principal responsable de su asesinato. Pero para ver este espectacular fenómeno, tendremos que esperar 750 años más, ya que es lo que tardará la luz en llegar hasta nosotros. Todo el material que pierda el planeta será absorbido por la estrella formando una espiral alrededor de esta, donde, según los científicos, también habría un planeta rocoso similar a la Tierra.


Una curiosidad antes de continuar con la composición del planeta. Decir que WASP-2b fue descubierto por el telescopio homónimo ubicado en la isla de La Palma, Islas Canarias. Se trata de un telescopio dedicado a la detección de exoplanetas mediante el método de tránsito estelar, fenómeno que se da en nuestro Sistema Solar cuando Mercurio o Venus pasan por delante del astro rey.

El exoplaneta WASP-2b es el primer exoplaneta gaseoso que tiene más cantidad de carbono que de oxígeno. Por lo tanto, los científicos lo consideran un planeta de carbono, a pesar de que está mayormente compuesto por hidrógeno. Debido a su tamaño, la presión interna del planeta hace que este carbono, posiblemente ubicado en el núcleo, tenga la forma de grafito y diamante. Algunos piensan que el agua y la tierra son recursos poco comunes en el planeta, una característica bastante común en los exoplanetas que pueblan el Cosmos.