miércoles, 30 de septiembre de 2015

El CSIC destituye al director de Doñana de forma fulminante, ¿por qué?

El CSIC de nuevo es el protagonista en la ciencia española. La mayor institución pública científica de España ha destituido de forma fulminante al director de la Estación Biológica de Doñana, uno de los parajes naturales más impresionantes de nuestro país. El antagonista de este suceso es Juan José Negro, biólogo por la Universidad de Sevilla.

Juan José Negro (Fuente: abc.es)
Antes de continuar quiero recordar que 100ceros se presenta a los Premios Bitácoras 2015 al mejor blog de ciencia y educación. Votarnos es muy fácil y sólo tenéis que seguir estos tres sencillos pasos: 1-Pulsar el botón de la derecha, 2-Iniciar sesión con Twitter, Facebook o Bitácoras y 3-Bajar hasta el final de la página y pulsar el botón de votar. ¡Así de fácil! Muchas gracias por vuestra
atención.

Juan José Negro desconoce la causa del despido, aunque sospecha que puede tener algo que ver con las minas de Aznalcóllar. Para aquellos que no sepan de que hablo, las minas de Aznalcóllar se cerraron en 1998 por un vertido ocasionado por la ruptura de la presa. El agua que almacenaba la presa estaba contaminada y ocasionó un vertido en el río Agrio, produciendo un desastre natural en el Parque Nacional de Doñana. A principios de este año la Junta de Andalucía intentó reabrir las minas, pero Negro se negó rotundamente. Puede ser que esto generara tensiones entre Negro y el CSIC, precipitando su despido.


Por ahora el exdirector sólo sabe que lo han despedido, pero, según su versión, no ha recibido ninguna explicación. En la otra orilla se encuentra el CSIC que defiende que sí envió la notificación y las explicaciones pertinentes en una reunión mantenida entre Negro y Emilio Lora Tamayo, presidente del CSIC.

Habrá que esperar para saber quien tiene razón, pero viendo los antecedentes del CSIC, del Gobierno y de su política con el I+D, no me extrañaría nada que Negro tenga la razón. Hay que recordar una de las perlas del CSIC, las declaraciones de Lora Tamayo sobre la emigración de científicos: "La fuga de cerebros es sólo una leyenda urbana" ¿En qué cabeza cabe decir semejante barbaridad? Menos mal que él tiene un puesto fijo y recibe un sueldo todos los meses, no como los científicos que tienen que rogar, suplicar, para conseguir financiación. Esperemos que todo esto cambie a partir de las elecciones de diciembre, ya que #SinCienciaNoHayFuturo.