martes, 20 de septiembre de 2016

New Horizons: Glaciares de nitrógeno en la llanura en forma de corazón.

Fotografía de Plutón.
(Fuente: www.nasa.gov)
Hace poco hablamos de Caronte y hoy toca hablar sobre Plutón. Los datos e imágenes que nos ha dejado New Horizons durante su trayecto por el planeta enano ha proporcionado a los científicos el material suficiente para seguir haciendo descubrimientos, aunque la sonda ya no esté en Plutón. La última protagonista es la ya famosa llanura en forma de corazón ubicada en la zona sur del astro. Concretamente, hoy hablaremos de un glaciar, ubicado en esa región, cuyo origen era desconocido hasta el día de hoy.

La llanura en forma de corazón tiene un nombre. Se llama Sputnik, en honor al primer objeto que la Humanidad puso en órbita, y ya hablamos de ella durante una entrada anterior. Todos los detalles sobre este accidente geológico están en el enlace anterior. En el interior de la llanura, encontramos un glaciar de tamaño considerable. A diferencia de los terrestres, este glaciar no está formado por agua congelada, sino por nitrógeno helado. Conocer el elemento nos hace darnos cuenta de las bajas temperaturas que se registran en la superficie de Plutón. El nitrógeno, que en la Tierra se suele encontrar en estado gaseoso (de hecho forma el 71% de nuestra atmósfera), cambia de estado líquido a sólido a la temperatura de -235 grados centígrados. Sin embargo, no es sólo la temperatura lo que hay que tener en cuenta, sino la presión. Al tener la llanura una altitud más baja que los accidentes geográficos de su alrededor, la presión en la zona es mayor. Este fenómeno ayuda a que el hielo de nitrógeno se forme más fácilmente, ya que a mayor presión, las partículas se aproximan unas a otras y los enlaces entre ellas se forman más fácilmente. Las simulaciones por ordenador realizadas por los científicos de la New Horizons demuestran que el nitrógeno se acumula de manera inevitable en el fondo de esta llanura, donde se congela y forma este curioso glaciar.


Sin embargo, el hielo de nitrógeno no está solo en el planeta enano. La sonda de la NASA ha detectado hielos de metano y monóxido de carbono. El metano se acumula en forma de hielo en el hemisferio norte. Sobre esta molécula ya hablamos en la entrada sobre Caronte, ya que la mancha oscura tiene la luna cerca del polo norte, fue producida por un escape de metano gaseoso procedente de Plutón hacia Caronte. Si queréis más información, toda está disponible en el enlace que compartimos más arriba. Mientras, el hielo de monóxido de carbono lo podemos hallar cerca de la llanura en forma de corazón.

Plutón no deja de sorprendernos, principalmente gracias a New Horizons. En años anteriores, pensábamos que Plutón era un cuerpo aburrido sin nada interesante que mostrarnos, un planeta enano desterrado a los confines del Sistema Solar. Sin embargo, y menos mal, nos equivocábamos. Plutón es un planeta rico en diferentes tipos de hielo, tiene una atmósfera azul parecida a la de nuestro planeta, pero más débil, y una llanura en forma de corazón que ha cautivado a toda la comunidad científica. Si fuera sólo por la sonda, ahora mismo diría que las entradas sobre Plutón se acaban, pero como en la Tierra todavía quedan datos que investigar, seguramente las novedades sobre el planeta enano continuarán.