domingo, 11 de septiembre de 2016

Solar Express: Un tren para viajar por todo el Sistema Solar.

Solar Express
(Fuente: www.imaginactive.org)
La noticia tiene ya algún tiempo (un mes más o menos), pero la acabo de descubrir y no podía dejar de compartirla con mis lectores. Como el 90 % de nuestras entradas, esta tiene que ver con la astronomía, pero también incluye la tecnología. Se trata de un tren espacial capaz de viajar por todo el Sistema Solar.

La mayoría de vosotros os preguntaréis por qué esta noticia no ha salido en los telediarios siendo tan sorprendente, pero hay una razón clara: por ahora, sólo se trata de una idea. A mí también me hubiese gustado que ya existiese, sobre todo por las innumerables ventajas que supondría para los viajes interplanetarios. El responsable de esta idea es un ingeniero canadiense llamado Charles Bombardier. Este ingeniero nació Valcourt hace 41 años. La pasión por el diseño le viene desde niño, ya que su abuelo era Joseph-Armand Bombardier. A primera lectura este nombre no suena de nada, pero se trata del inventor de la moto de nieve, un vehículo que revolucionó el transporte de la época. Y si su abuelo consiguió asombrar al mundo con su invento, ¿por qué no va a lograrlo el nieto? Actualmente trabaja en la compañía familiar, Bombardier Inc., y comparte sus diseños en su página web: www.imaginactive.org. En su web podréis ver los sorprendentes diseños de aviones, coches y otros vehículos.


Pero volvamos al tren. Se llama Solar Express y su inventor espera que pueda alcanzar la velocidad de 3.000 kilómetros por segundo, un 1% la velocidad de la luz. Esto significaría llegar a Marte en tan sólo 37 horas. En el espacio, las fases más caras del viajes serían la aceleración y la desaceleración, pero durante el resto del viaje el consumo de energía sería mínimo. energía que se obtendría del Sol a través de un curioso método. La idea de Bombardier es que durante el viaje existiesen unos círculos con paneles solares por los que tuviera que pasar el tren. Estos paneles recogerían la energía fotovoltaica y la concentrarían para transmitirla por láser hasta supercondensadores a bordo del vehículo. La energía solar se utilizaría mientras el tren está en modo crucero, pero si este necesitara cambiar la velocidad, el tren irá equipado con unos cohetes que se alimentarían con el combustible almacenado en el transporte.

El objetivo de este futuro tren sería transportar a la gente a una velocidad mayor a la actual dejándolos en las estaciones planetarias existentes a lo largo del Sistema Solar. Para evitar que el tren esté gastando combustible parando en los planetas, la idea es que los vagones lo abandonen y se dirijan a sus destinos. Una vez que el vagón haya parado en el planeta, este despegaría rumbo al tren para volver a unirse a él. Este tendría una forma cilíndrica similar a la del tren. Cada unos de los vagones se dividirían en cuatro compartimentos que podrían ser intercambiados por robots durante el "vuelo".

Otra idea para realizar los transbordos serían transportes espaciales similares a naves. Estas naves llevarían la carga desde lunas, asteroides o planetas hasta el tren con diferentes medios de propulsión. Una vez que se acercase al vehículo principal, las naves tendrían que regular la velocidad hasta que se pudiera acoplar.

El Solar Express en principio se utilizaría para transportar materiales, minerales, vehículos e incluso personas. Sin embargo, primeros se deberían llevar a cabo la construcción de estaciones planetarias en las diferentes paradas de este tren. Para ello se podría utilizar el vehículo para transportar los materiales necesarios e incluso robots que servirían de obreros. Por ahora, todo esto suena demasiado a ciencia ficción, aunque, en mi opinión, es una idea bastante atractiva. Puede que en un futuro, este tren sea una realidad y que Bombardier, al igual que su abuelo, pase a la historia de la tecnología.