domingo, 4 de septiembre de 2016

Sonda Juno: Los polos azules de Júpiter.

Los polos azules de Júpiter.
(Fuente: www.nasa.gov)
Hace unos días hablamos de la sonda New Horizons, ayer comentamos las últimas noticias de la sonda Dawn y hoy la protagonista es la sonda Juno. Todas misiones de la NASA estudiando Plutón, Ceres y Júpiter, respectivamente. La sonda Juno acaba de llegar al planeta gaseoso y nos ha enviado algunas imágenes muy interesantes sobre este. Gracias a las fotos que ha publicado la agencia espacial americana hemos podido observar los polos de Júpiter y son sorprendentes.

Las primeras imágenes del polo norte jupiterino han dejado sorprendidos a los científicos, ya que es totalmente distinto al resto del planeta. El Júpiter que todos conocemos tiene diferentes bandas gaseosas de tonos marrones con la gran mancha al sur del ecuador. Sin embargo, las nubes del polo norte tiene un color azul, además hay muchas tormentas y no se distinguen bandas de diferentes tonos. Hay que tener en cuenta que esta zona del planeta nunca había sido fotografiada.


La responsable de estas fotografías es la cámara JunoCam, uno de los nueves instrumentos que lleva la sonda a bordo. Juno pesa un total de 3,6 toneladas y costó a la agencia espacial americana la impresionante cifra de 1.000 millones de dólares. La sonda pasó por el punto más cercano al planeta el 27 de agosto, a solo 4.200 kilómetros por encima de la atmósfera. Juno se incorporó a la órbita del planeta gaseoso a principios de julio y todavía le quedan por dar 35 vueltas a Júpiter antes de caer sobre él. La misión durará unos seis años, cinco de viaje y uno estudiando el planeta gaseoso.

Sin embargo, estas no es la única novedad. La sonda Juno ha detectado ondas de radio procedentes de Júpiter y auroras boreales en uno de sus polos. Las ondas de radio emitidas por el planeta gaseoso se conocen desde 1950, pero nunca habían sido analizadas tan de cerca. Respecto a las auroras boreales, la sonda Juno también pasó por el polo sur del planeta y allí descubrió este fenómeno. Hasta ahora ningún instrumento espacial y terrestre había detectado la formación de auroras en el polo sur, por lo que también fue una sorpresa para la comunidad científica. Las auroras jupiterinas sólo se habían observado en el polo norte por, como no, el cazador de estrellas, el telescopio Hubble.

Como ya dijimos antes, a Juno todavía le queda dar 35 vueltas alrededor del planeta gaseoso, por lo que nos mandará más imágenes interesantes. La idea es que no sólo estudie los polos, sino también la atmósfera y la magnetosfera, así que seguramente nos desvelará muchos más datos del planeta más grande del Sistema Solar.